Automatic Translation


by Transposh - Plugin de traducción para WordPress

Para seguirnos en Twitter

Seguir @EspiralesCI en Twitter.

LinkedIn

Buscar

Suscripción al blog

Agenda

Archivos

Etiquetas

Entradas recientes

Meta

Etiqueta: publicaciones

Cómo acompañar la fragilidad después del confinamiento por COVID-19

Durante estos meses de la situación de emergencia sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19, desde Espirales CI hemos intentado aportar desde lo que sabemos hacer. Hemos ido tratando de responder a la demanda de acompañamiento emocional, supervisión y asesoramiento de equipos profesionales que trabajan con niños, niñas y adolescentes en el ámbito de protección, en servicios sociales y en el educativo mayoritariamente. Además, hemos mantenido a nivel individual el acompañamiento emocional en el ámbito personal y terapéutico.

A lo largo de todo este tiempo han ido surgiendo reflexiones que hemos compartido en nuestros espacios personales, tanto Pepa Horno en su blog personal como F. Javier Romeo en su blog Conexión más Auténtica. Pero como sucede a menudo en nuestra trayectoria, lo personal se cruza con lo profesional, así que no queremos comenzar las vacaciones del verano sin compartir en este espacio algunas de esas reflexiones que tienen todo que ver con el diseño y planificación de medidas que van a ser necesarias para acompañar a los niños, niñas y adolescentes en otoño.

La primera reflexión es que nos equivocaremos si intentamos volver a la vida y al mundo pre-COVID-19. No solo porque es imposible, el mundo ha cambiado de una manera significativa que no permite el regreso ni el olvido. Sino porque puede ser destructivo. Hay algunos aprendizajes que ha traído esta pandemia que no deberíamos olvidar y que nos impelen a transformarnos. Sin embargo, percibimos que tanto a nivel personal, como social e institucionalmente se están desarrollando las medidas en muchos casos desde un enfoque de provisionalidad a la espera de la vacuna que permita volver al mundo que teníamos. Y creemos que es un error.

El COVID-19 nos ha hecho conscientes de nuestra vulnerabilidad. Siempre fuimos vulnerables, pero vivíamos de espaldas a ello desde una vivencia de omnipotencia generada por la falsa sensación de control. Creíamos que controlábamos nuestras vidas, y que el mundo funcionaba por unas reglas que si las seguíamos las cosas encajaban. Sin embargo, un virus ha sido capaz de poner nuestra vida “patas arriba” y demostrar la fragilidad del sistema social, económico e institucional que habíamos construido. La vulnerabilidad, y el miedo que conlleva, se han convertido en evidencia. Y aún no somos capaces de medir las consecuencias de ese cambio a nivel social e institucional. No deberíamos ser tan ingenuos de pensar que esa vivencia no va a transformar las relaciones sociales, la toma de decisiones individual, el estado de la salud mental y afectiva de las personas tanto como las decisiones políticas e institucionales.

La segunda reflexión implicaría algunas claves que son necesarias para esa transformación a nivel profesional e institucional:

1. Necesitamos generar estructuras flexibles. El COVID-19 nos ha obligado por primera vez a trabajar de forma global en una situación de pandemia, de emergencia. Si por algo se caracterizan las intervenciones eficaces en una situación de emergencia es por su flexibilidad. Tenemos que mantener ese criterio y generar estructuras, proyectos, espacios que sean flexibles, fáciles de modificar y adaptar a diversas situaciones y poblaciones. Y esto se aplica desde a la construcción y sus materiales (¿qué tal si nos fijamos en la arquitectura que puede moverse y transformarse?), a los espacios físicos (abiertos, con flexibilidad en su uso, que permitan movimiento…), al diseño de programas e intervenciones en cualquier ámbito laboral (programas que contemplen mecanismos de transformación internos), a los modelos de trabajo (el presencial, el teletrabajo, las conexiones, etc.) o a la formación profesional (dejar de contemplar la formación especializada como el objetivo último y pasar a contemplar como necesarios perfiles más generalistas que puedan mantener una visión global, como sucede con la especialidad de medicina interna dentro del ámbito médico).

Veamos un ejemplo claro del que se está debatiendo mucho ahora mismo: la escuela. Las medidas que se están planteando ahora mismo tienen que ver con cómo seguir haciendo lo que se estaba haciendo pero implementando las medidas de seguridad que se contemplaban. Eso es imposible. Nos toca transformar la educación. Los espacios de las escuelas, hacerlos abiertos y modulares, olvidando el aula; las metodologías de trabajo implementando de una vez por todas la educación por proyectos en todo el ciclo educativo; los espacios abiertos que faciliten la integración en la naturaleza y no el cemento en los patios. Se trata de pensar en una escuela diferente en muchos sentidos. No en la misma escuela que teníamos solo que garantizando distancia social. Si algo hemos aprendido sobre la escuela gracias al COVID-19 es a verla como lo que siempre fue y en muchos casos habíamos olvidado: una estructura protectora, que genera equidad e integración social, además de aprendizaje. Educación y distancia social no son compatibles porque la base del proceso educativo es la relación humana, tanto entre quien educa y los chicos y chicas como entre ellos mismos.  Y no hablamos solo del papel del desarrollo sensomotor y el contacto físico en las escuelas infantiles sino de todos los ciclos educativos.

2. Necesitamos contemplar la provisionalidad como una de las pocas constantes seguras. No podemos seguir planificando proyectos, estructuras o planes inamovibles. Los niños, niñas y adolescentes deberán aprender a moverse físicamente, a cambiar de lugar geográfico, de casa, de vida, como los adultos a cambiar de trabajos o de residencia. El mundo post-COVID-19 hace muy difícil la permanencia. Nuestras generaciones fueron educadas para seguir un largo plazo, para planificar su vida (y no hablamos solo de las hipotecas, sino de la vida laboral y personal) y para medir los avances a través de la capacidad de consumo. Ninguno de esos criterios van a ser criterios de éxito en el mundo post-COVID-19. Se trata de enseñar a fluir, a cambiar, a no agarrarse a las posesiones ni a los lugares. Y nos va a costar mucho, porque fuimos educados para lo contrario, especialmente aquí en Europa.

3. Necesitamos volver a lo pequeño. En todos los sentidos y realidades. Lugares pequeños, estructuras pequeñas, grupos pequeños, organizaciones pequeñas. No solo estamos pensando en cosas que se han comentado mucho estos días, como la necesidad de transformar las grandes ciudades, los centros comerciales o los lugares de ocio masivos por los peligros que puedan conllevar. Pensamos en las estructuras de funcionamiento, los proyectos de intervención social, sanitario, educativo, las estructuras de convivencia y muchas otras cuestiones. Para nosotros uno de los aprendizajes clave que nos deja el COVID-19 de una forma muy literal es que solo lo pequeño es sostenible. Volviendo a poner el ejemplo de la escuela, pensemos en escuelas de 1200 alumnos o en escuelas de 300, de cuatro lineas o de una. Pero pensemos en los equipos de trabajo donde cuando los niveles de decisión son muy complejos se pierde la eficacia de cualquier medida además de lentificarse e institucionalizarse. Lo “pequeño” tiene muchos vértices, muchos rostros, muchas cosas de las que podríamos hablar en este punto.

4. Y por último pero no menos importante, necesitamos fortalecer la comunidad. Una sociedad se articula en torno a tres niveles: el individuo, la comunidad y el sistema. En los diferentes continentes se han desarrollado estructuras sociales que priman uno o dos de sus niveles, perdiendo el tercero. En unos países se prima la comunidad y el sistema, allá donde existe, sobre el individuo. En otros países de sobrevive desde la comunidad y el individuo porque los sistemas sociales son débiles y vulnerables. En nuestra realidad, donde podríamos incluir a Europa y America del Norte se prioriza el individuo y el sistema perdiendo la comunidad. Y la comunidad tiene un rol protector esencial que surge siempre en las situaciones de crisis o de emergencia. Cuando las personas tienen una red afectiva sólida tienen menos probabilidades de caer en situaciones de exclusión social o vulnerabilidad económica. Cuando las sociedades tienen estructuras de participación comunitaria eficaces los barrios y las ciudades se humanizan y se transforman. La red afectiva es una de las condiciones innegociables de la protección del individuo que no puede ser sostenido solo desde el sistema. Y esa red afectiva se fortalece y se asienta en la comunidad. El mundo post-COVID-19 nos obliga a mirar hacia las comunidades donde vivimos: desde cambiar el modelo de familia nuclear recuperando el papel de la familia extensa hasta incorporar las estructuras de participación comunitarias en cualquier nivel de intervención institucional.

Seguro que hay muchos más elementos, pero para nosotros desde Espirales CI estos son elementos constitutivos que deben estar presentes en cualquier decisión organizacional o institucional que se tome en estos meses. Con ellos queremos finalizar esta serie de entradas que incluyen los diferentes materiales, recursos y videos que hemos elaborado tanto para diferentes contextos de intervención (educación, protección, servicios sociales) como geográficos (España, América Latina). Esperamos haber logrado nuestro propósito que no fue otro que acompañar a las y los profesionales que trabajan con niños, niñas y adolescentes y sus familias.

Un abrazo grande,

Pepa Horno y F. Javier Romeo

“Cuaderno para la acción en el post-confinamiento” de UNICEF España

El confinamiento por la emergencia sanitaria por coronavirus ha sido un experiencia muy complicada para los niños, niñas y adolescentes, para sus familias y para los equipos profesionales que les acompañan en su vida y en su desarrollo. Ahora que se van relajando las medidas sanitarias y que se plantea la vuelta a una “nueva normalidad”, es necesario tener en cuenta los distintos aspectos que les afectan.

UNICEF España, desde su programa de Ciudades Amigas de la Infancia, han publicado el Cuaderno para la acción en el post-confinamiento. Medidas para la creación de entornos protectores de cuidado y recreación para la infancia y adolescencia para abordar la nueva realidad desde un enfoque de derechos para cada niño, niña y adolescente. Es un honor que hayan contado la metodología de “Entornos Seguros y Protectores” que hemos desarrollado desde Espirales Consultoría de Infancia, y que además nos hayan invitado a colaborar en su aplicación a los espacios donde los niños, niñas y adolescentes van a empezar a asistir.

El documento está explicado brevemente también en esta entrada del blog de Ciudades Amigas de la Infancia, en la que se presenta de forma breve los criterios básicos para que los niños, niñas y adolescentes puedan asistir a espacios públicos y compartidos con seguridad no solo física y sanitaria, sino también a nivel emocional. Para ello es imprescindible contar con profesionales que sepan relacionarse de manera afectiva en estas situaciones, y con una especial atención a la participación, a que los niños, niñas y adolescentes puedan recibir la escucha que necesitan para contar sus vivencias y sus preocupaciones y para proponer sus ideas y sus soluciones.

Esperamos que os resulte de interés, especialmente a quienes trabajáis desde el ámbito municipal, en espacios de atención a público infantil y juvenil, pero también a las familias, para que podáis valorar los espacios a los que lleváis a vuestros hijos e hijas.

Con esperanza y consciencia,

F. Javier Romeo y Pepa Horno

Manual “Acompañando las heridas del alma. Trauma en la infancia y adolescencia” de F. Javier Romeo

Los niños, niñas y adolescentes que pasan por el sistema de protección han sufrido situaciones muy complicadas, tanto que a menudo muestran marcas de trauma. Comprender bien el trauma, saber identificarlo y actuar de forma protectora son responsabilidades profesionales en cualquier organización que trabaje en protección. Por eso ha sido un honor para mí haber escrito este manual, Acompañando las heridas del alma. Trauma en la infancia y adolescencia, que se publica en el marco de un nuevo proyecto con Aldeas Infantiles SOS a través de su Oficina Regional para América Latina y el Caribe.

Dos versiones del documento:

En este manual se recogen los puntos básicos a tener en cuenta respecto a cuatro aspectos:

  • La conceptualización del trauma, desde los aspectos básicos hasta teorías actuales, con los distintos tipos de trauma que se contemplan y la relación entre trauma y vínculo. También hay una reflexión sobre cómo la propia intervención de protección (la entrada en la familia, la retirada de los niños, niñas y adolescentes de sus casas…) puede ser traumática si no se realiza adecuadamente.
  • La identificación del trauma a partir de indicadores, con una atención especial a la disociación (que es un tema que genera mucho interés en las formaciones, y sobre el que suele haber poca consciencia). Además, se analiza en más detalle la influencia del trauma en manifestaciones especialmente difíciles de gestionar: la agresividad y las conductas consecuencia de abuso sexual.
  • La intervención entendida de forma integral:
    • La detección, que se puede realizar desde cualquier ámbito, para derivar a profesionales especialistas que puedan hacer la evaluación.
    • La intervención a nivel de sistemas, utilizando las herramientas ya trabajadas de Entornos Seguros y Protectores, la Disciplina Positiva y la Afectividad Consciente.
    • La intervención más concreta, cosas que se pueden hacer en el día a día desde las modalidades de cuidado alternativo o desde el trabajo comunitario.
    • La intervención terapéutica, que debe ser realizada por especialistas con formación específica en trauma, pero que se puede acompañar desde todos los niveles.
  • El abordaje del trauma a nivel organizacional, con una serie de pautas para el desarrollo de capacidades, la adecuación de los sistemas de actuación ante el trauma en niños, niñas y adolescentes y el posicionamiento institucional necesario para liderar cambios sociales.

El proceso ha sido muy interesante, y entronca con el trabajo previo que llevamos haciendo desde Espirales Consultoría de Infancia tanto con la Oficina Regional de Aldeas Infantiles para América Latina y el Caribe como para Asociaciones Nacionales. Las entrevistas iniciales y la reunión virtual previa me permitieron preparar el material para la formación que impartí durante tres intensos días de julio en Asunción, Paraguay, a representantes de Aldeas Infantiles SOS de veinte países y de la Oficina Regional. Sus preguntas, comentarios y aportaciones, que agradezco desde aquí, han sido imprescindibles para lograr el documento definitivo.

Espero que os resulte útil a quienes trabajáis con niños, niñas y adolescentes en cualquier nivel, y que os permita identificar mejor los traumas a vuestro alrededor para que, como dice el título, podáis ir “acompañando las heridas del alma” en el proceso de recuperación.

F. Javier Romeo

“Promotion of safe and protective environments” and “Conscious Affectivity as Professional Competence”: two guides created for SOS Children’s Villages (Aldeas Infantiles SOS) in Latin America and the Caribbean

Developing in environments that provide and ensure protection, as well as in spaces that include their particularities and allow them to grow in an integral manner with warm and affectionate coexistence are vital rights for children, adolescents and the youth. That is why protective environments are the main condition for the child’s full development and for the full implementation of children’s rights in every area of their lives. Any organization or institution working with children (alternative care centres, educational centres, schools, hospitals…) should ensure the promotion of safe environments to ensure child care and protection.

The manual Promotion of safe and protective environments at SOS Children’s Villages in Latin America and the Caribbean has been created by Espirales CI for SOS Children´s Villages Regional Office (click here to read the original in Spanish, La promoción de entornos seguros y protectores en Aldeas Infantiles SOS en América Latina y el Caribe). It has been developed to create an evaluation system of indicators to know if an environment is a protective environment or not. It can be used to evaluate the environments in which children are already living or to design new environments. And it is based on four levels:

  • Level 1: a protective and safe physical environment.
  • Level 2: a protective and safe emotional environment.
  • Level 3: the team, conscious adults that provide and maintain the protective and safe environment.
  • Level 4: the prominence of the people living in the environment, including the prominence of children and young people.

But an environment will never be a protective environment if it is not a warm and affective environment. And the duty of creating this warmth belongs to adults in charge of children: the team. So, to ensure the level 3 of protective environments we need to promote the Conscious Affectivity as a Professional Competence. Any professional working with people, specially working with people who are suffering and over all, children who are suffering, need to be affective with them to make them feel safe and cared for. In this way they will recover integrally, and, talking about children, we will ensure their best development. Conscious affectivity is a professional competence and part of the professional duties working in any protection area.

The manual Conscious affection as an organizacional competence at SOS Children´s Villages in Latin America and the Caribbean is a guide to promote conscious affectivity as professional competence in any institution or organization that works with children (click here to read the original in Spanish, La afectividad consciente como competencia organizacional en Aldeas Infantiles SOS América Latina y el Caribe). The competence is developed in five abilities:

  • Affection that is expressed in a way that it can be perceived and received by each person, child or adult.
  • The ability to create positive affection bonds and to keep consciousness regarding the already created affective bonds.
  • A conscious care of planning and development of all phases of the intervention process, with special attention to beginnings and endings.
  • A conscious and respectful look at the person one works with.
  • Addressing situations of conflict from a positive discipline perspective.

Both guides have been a long process of systematization of two key concepts from the child protection perspective. It is not only necessary to understand the importance of the ideas, it is necessary to give tools, indicators and evaluation processes in order to facilitate their implementation.

We want to thank SOS Children´s Villages Latin America and the Caribbean Regional Office, Child Protection Regional Network and the Human Resources Regional Network for their confidence in our work and their essential contribution to these two strategic guides.

We hope that these guides will be interesting and useful for any organization, institution or professional working with people who need  to be safe and cared for.

Pepa Horno

Materials for the Campaign “Child Sexual Abuse Stays Offside” for the prevention and detection of child sexual abuse in sports

Esta entrada es una versión con los materiales en inglés de la entrada original en español, que se puede leer en  https://www.espiralesci.es/materiales-de-la-campana-el-abuso-sexual-infantil-queda-fuera-de-juego/

Child sexual abuse is a reality that affects children and adolescents in several domains of their life. And also in sports.

Therefore, it is for both of us, F. Javier Romeo and Pepa Horno, a big satisfaction our elaboration of the materials of the Campaign “Child Sexual Abuse Stays Offside” (in Spanish “El abuso sexual infantil queda fuera de juego” #abusofueradejuego), a campaign for the prevention and detection of child sexual abuse in sports coordinated by the Spanish High Council for Sports (Consejo Superior de Deportes) and Fundación Deporte Joven.

It has been a long process that has involved getting to know the experiences of sportsmen and sportswomen and of professionals that work in the domain of sports. We have discovered the specificities of the world of sports, both in its most protective aspects and in its risk factors, combined with our experience of de detection and prevention of child sexual abuse in other domains. We have found very useful our conversations with specific people and the collaboration of the wonderful monitoring team gathered by the Spanish High Council for Sports and Fundación Deporte Joven, that has counted with professionals from the UNICEF Spanish Committee, the Council of Europe and the non-profit organisation for protection in sports “Oro, Plata y Bronce” (“Gold, Silver and Bronze”). Their inputs and comments have helped us to adapt the messages to each level of intervention in sports.

The English version of these materials has been prepared by Victoria Kennedy and F. Javier Romeo.

The campaign, that is identified by the hashtag #abusofueradejuego #AbuseStaysOffside, has several materials that can be downloaded directly from the website of the campaign:

  • Three activity guides for the prevention of child sexual abuse for coaches and physical education teachers, that offer guidelines for introducing the ten key ideas through prevention activities that can be done during trainings. They are adapted to three groups:

The key messages are summarized in the main poster and in the bookmarks that can be used with children and adolescents.

Ages 3 to 6 Ages 7 to 12 Ages 13 to 17

All in all, these materials provide a big picture of the diverse aspects that need to be tackled in trainings, matches, competitions and environments in order to reduce child sexual abuse and to detect it quickly when it happens. In that way we can achieve the goal of ensuring that when children and adolescents practice sports, they grow and develop their best abilities while they rest protected and safe.

We hope that you will find them interesting and, above all, useful.

F. Javier Romeo and Pepa Horno

Formación en prevención de abuso sexual infantil en el deporte mediante los materiales de la campaña “El abuso sexual infantil queda fuera de juego” para UNICEF Comité Español

Formación por parte de F. Javier Romeo en prevención de abuso sexual infantil en el deporte mediante los materiales de la campaña “El abuso sexual infantil queda fuera de juego” #abusofueradejuego del Consejo Superior de Deportes, la Fundación Deporte Joven y UNICEF Comité Español (de los que es co-autor). Sesión dirigida a participantes del programa Ciudades Amigas de la Infancia de UNICEF Comité Español (personas, entidades y técnicos municipales, principalmente de ámbito local y autonómico, que dinamicen espacios de participación infantil o impulsen actividades que promuevan el deporte entre niños, niñas y adolescentes).

Fecha: jueves 20 de septiembre de 2018, de 11:00 a 13:00.

Lugar: presencial en Madrid (limitado a 25 plazas) y online (70 plazas).

Más información e inscripciones en la página web del evento.

[Entrada original del 11 de septiembre de 2018, actualizada a 20 de septiembre de 2018, fecha de realización de la formación].

“La importancia de la prevención: la educación afectivo sexual en las distintas etapas de la niñez y la adolescencia” Conferencia impartida por Pepa Horno en el curso de verano “El abuso sexual infantil. Una realidad compleja que interpela a toda la sociedad” organizado por la oficina del Ararteko en Donostia

Instituciones como el Ararteko cumplen una función esencial de vigilancia de las instituciones públicas en el cumplimiento de sus obligaciones legales, institucionales y sociales. Por eso, cuando una institución de reconocido prestigio como el Ararteko, conjuntamente con la Universidad del País Vasco, convoca un curso de verano centrado en una problemática tan específica como es el abuso sexual infantil en Euskadi, quizá es el momento de que las instituciones competentes en la materia en todo el territorio revisen con consciencia y claridad las actuaciones que desarrollan en esta materia.

Pero es que además un foro como este supone una oportunidad única para los profesionales que intervienen con los niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual infantil en los diferentes ámbitos: educativo, sanitario, social, policial y judicial. Una oportunidad de visibilizar los retos fundamentales en esta atención. De hecho, la respuesta de convocatoria que tuvo el curso, la mayor de todos los cursos organizados por la oficina del Ararteko, más de doscientas personas, fue la prueba de la pertinencia y necesidad del curso.

En la web del Ararteko están publicadas todas las ponencias que se impartieron en el curso. El panel de profesionales que las impartieron para quienes componemos el equipo de Espirales CI son referente técnico y humano de intervención y aprendizaje. Por eso recomendamos la lectura de todas las ponencias.

Entre ellas, yo tuve el privilegio de participar con la ponencia “La importancia de la prevención: la educación afectivo sexual en todas las etapas de la niñez y la adolescencia”. Quiero reiterar mi agradecimiento a la oficina del Ararteko y a la Universidad del País Vasco por haber contado conmigo para un curso como este. Y hacer llegar un agradecimiento muy especial a las personas que estuvieron detrás de su organización, especialmente a Elena e Inma, que pusieron su alma para que el curso no terminara una vez que finalizaron las sesiones académicas. La oficina del Ararteko trabajó, y me consta que seguirá trabajando, para que puedan surgir compromisos institucionales fruto de la comprensión y aceptación del abuso sexual infantil como una realidad compleja pero existente en la sociedad vasca.

Porque en cierto modo, resulta paradójico que las mismas instituciones en Euskadi que en los distintos ámbitos relacionados con esta problemática, y especialmente en el sistema de protección, son referentes de buenas prácticas, rigor profesional e innovación; en el abuso sexual infantil, sin embargo, reconozcan lagunas evidentes. Lagunas como la falta de un protocolo interdisciplinar sobre abuso sexual infantil en todo el territorio, la escasez de programas de prevención sistemáticos, la ausencia de la temática en los currículos formativos de los profesionales relacionados con el tema o las problemáticas que surgieron varias veces a lo largo del curso respecto al procedimiento judicial, entre otras.

Un espacio como el que se dio lugar fue una oportunidad de consciencia y desde Espirales CI queremos contribuir a difundir todas las ponencias, que la oficina del Ararteko ha incluido en su web, para que profesionales, organizaciones e instituciones de Euskadi y otros territorios puedan beneficiarse de las mismas.

Esperamos y creemos de verdad que aquel espacio fuera un espacio de luz.

Pepa Horno

“El amor y el desamor en la adolescencia”, conferencia impartida por Pepa Horno en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia en Sevilla

Los días 2 y 3 de marzo de este año 2018 tuve el privilegio de participar en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia con la conferencia final. Todas las ponencias del congreso han sido publicadas en la Revista Adolescere, Vol. 6, número 2.

El tema que me propusieron “El amor y el desamor en la adolescencia” (en el enlace se puede descargar el PDF de la conferencia) me pareció un reto mucho más profundo de lo que aparentemente pudiera parecer, porque partía de la base de ser capaz de definir lo que es la experiencia amorosa en general, a cualquier edad, y en particular en la adolescencia.

Un reto de este tipo y la confianza que una vez más, los responsables de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (SEMA) demostraron en mí, suponen un proceso para saber corresponder. Me exige profundización y sistematización de conceptos que manejo en mi práctica profesional, pero que si alguien no me brinda la oportunidad no llego a sistematizar. La conferencia que hoy difundimos desde Espirales CI recoge una definición del amor como vínculo afectivo positivo, que debe diferenciarse del apego, la intensidad emocional y la dependencia emocional. Y del mismo modo recoge una propuesta sobre las diferentes vivencias que deberíamos incluir en el “desamor”: el duelo, el vínculo no correspondido y el vínculo afectivo destructivo. Y culmina proponiendo una serie de pautas a los profesionales para acompañar a las y los adolescentes en estas vivencias emocionales.

Espero que la conferencia genere a quienes la leáis a través de este blog los mismos cuestionamientos que me generó a mí al escribirla y a las personas que la escucharon en el congreso.

Feliz verano.

Pepa Horno

Guía “La afectividad consciente como competencia organizacional en Aldeas Infantiles SOS en América Latina y el Caribe” de Pepa Horno

La guía La afectividad consciente como compentencia organizacional en Aldeas Infantiles SOS en América Latina y el Caribe, redactada por Pepa Horno, que presentamos hoy es la otra pieza clave junto con la guía La promoción de entornos seguros y protectores que difundimos hace unas semanas, del proceso organizacional impulsado por la Oficinal Regional de Aldeas Infantiles SOS en América Latina y el Caribe para generar unos estándares de calidad para la intervención con niños, niñas y adolescentes tanto en sus programas comunitarios como en los cuidado alternativo.

Los dos conceptos clave que desde Espirales CI trabajamos hace años para garantizar la protección y la plena implementación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en el sistema de protección son los entornos seguros y la afectividad consciente.

La clave de la protección es generar los llamados “entornos seguros y protectores”, entornos donde las personas puedan llegar a desarrollarse plenamente, donde puedan ver respetados sus derechos y que estén libres de cualquier forma de violencia. De esta forma, aunque una persona quiera agredir a otra no podrá hacerlo porque el entorno no le brindará posibilidad u oportunidad para ello.

Pero para lograr generar estos entornos seguros y protectores necesitamos promover la afectividad consciente como una competencia profesional y organizacional. Un entorno solo es seguro si es un entorno afectivo. Generar un entorno seguro y protector es condición para una intervención de calidad y garante de los derechos humanos de las personas que viven en él. Esto es aplicable a:

  • Cualquier entorno de trabajo con personas, pensemos en una oficina de cualquier empresa u organización.
  • Los entornos de cuidado de personas, pensemos en hospitales o residencias.
  • Los entornos educativos como las escuelas o los centros de ocio y tiempo libre.
  • Los entornos de cuidado de personas que sufren, y sobre todo de niños, niñas y adolescentes que pueden estar sufriendo, como los hogares de cuidado alternativo o centros de protección.

Si se pretende lograr que todos estos entornos sean entornos de desarrollo pleno, respeto a los derechos humanos de quienes viven en él, y espacios de recuperación, rehabilitación o reconstrucción personal, hemos de lograr que todos ellos sean entornos cálidos y afectivos. Y esta pasa a ser una obligación profesional de aquellos profesionales responsables de ese entorno.

La afectividad en el entorno no puede depender de las características personales del profesional que esté de turno, sino que debe ser considerada como un criterio de calidad del trabajo que allí se desarrolla. No hablamos de una opción personal, sino de una obligación profesional. Y ese es el cambio de mirada que se propone que implica un reto profesional y organizacional.

Por eso la competencia de la que hablamos no es solo “la afectividad”, que puede surgir de forma natural entre dos personas, sino “la afectividad consciente”, que es la competencia que pone en marcha cada profesional cuando comprende que debe optimizar la relación humana en su trabajo y generar un entorno seguro y protector desde el que la gente que está a su cargo (bien el equipo humano que dirige o bien las personas que ese equipo tiene a su cuidado) pueda desarrollar un trabajo de calidad y de mayor eficacia y rendimiento. La eficacia en un entorno de cuidado viene medida por la mejora o recuperación de las personas que se tienen a cargo. En una organización como Aldeas Infantiles SOS, que trabaja desde un enfoque de derechos del niño, la eficacia de su trabajo viene medida por la plena implementación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes que tiene a su cargo, como la protección, su desarrollo pleno o la educación, entre otros.

De ese modo la afectividad consciente lleva al profesional a poner consciencia en la relación humana, y sistematizar en los pequeños detalles cotidianos esa calidez y seguridad necesarias para que las personas trabajen de forma eficiente, si es un responsable de equipo, o para que las personas puedan desarrollarse plenamente, si es un responsable educativo o de un entorno de cuidado.

La afectividad pasa a ser una competencia profesional que ha de ser tenida en cuenta en los procesos de selección de personal de aquellos profesionales que vayan a asumir el liderazgo de equipos humanos o roles de cuidado de otras personas. Una competencia que ha de promoverse internamente como característica de los entornos de trabajo de una organización o institución generadora de un clima laboral positivo. Y una competencia que debe considerarse un criterio de calidad técnica profesional y como tal debe ser evaluada en los procesos de promoción interna o evaluación de desempeño.

El trabajo con personas, y la mayoría de los roles profesionales lo son, se desarrolla no solo desde el conocimiento técnico sino desde la relación humana. Y esta relación debe ser incorporada conscientemente al desarrollo profesional de los equipos. Especialmente cuando se trata de entornos de cuidado.

La guía que presentamos hoy recoge la definición de la afectividad consciente como competencia profesional, las habilidades que se incluyen en su desarrollo, así como técnicas concretas de selección de personal y evaluación de desempeño para su implementación en cualquier entorno laboral. Está desarrollada específicamente para los programas de Aldeas Infantiles SOS en la región de América Latina y el Caribe, pero cuando la leáis veréis que puede trasladarse a cualquier entorno profesional.

Quiero aprovechar para dar las gracias a la oficina regional de América Latina y el Caribe de Aldeas Infantiles SOS por la confianza puesta en mí para este proceso y a todos los responsables de la red regional de recursos humanos y de protección sin cuyos aportes hubiera sido imposible realizar esta guía.

Como veréis al leerla, el simple hecho de poner consciencia en la dimensión relacional del trabajo profesional contribuye a transformarlo e incrementar su calidad técnica y su eficacia.

Espero que os resulte de utilidad.

Pepa Horno


Actualización a 21 de diciembre de 2018

Ahora disponible en inglés / Now available in English: Conscious affection as an organizacional competence at SOS Children´s Villages in Latin America and the Caribbean.

Presentación de “Educando la alegría” en Zaragoza el 26 de abril de 2018

Presentación del libro de Pepa Horno Educando la alegría publicado por la Editorial Descleé de Brouwer con la participación de Jacobo Cano, profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza y Pepa Horno, autora del libro.

Fecha: jueves 26 de abril de 2018 a las 19:00.

Lugar: FNAC Plaza España Zaragoza
C/ Coso 25-27
Zaragoza

Entrada gratuita hasta completar el aforo.

[Entrada original del 22 de marzo de 2018, actualizada a 26 de abril de 2018, fecha de realización de la presentación].

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR